¿Cometes estos errores SEO en tu blog?

Un aspecto fundamental del inbound marketing es un buen posicionamiento en buscadores. Es decir, que cuando los usuarios teclean en un buscador un término de su interés, nuestro contenido aparezca lo más arriba posible en la página de resultados de búsqueda. ¿Sabías que el 50% de las personas hacen clic en el primer resultado? Los porcentajes decrecen paulatinamente en los siguientes puestos, descendiendo hasta el 1% en el octavo puesto… y casi desapareciendo a partir de la primera página.

Si te interesa el marketing online y sueles leer a menudo blogs como Superblogger, seguramente te sonarán términos como optimización onsite, PageRank, SERPs, keywords, metadatos… pero quizá no has tenido tiempo o energías suficientes para aprender lo que significa cada uno de ellos y cómo manejarlos adecuadamente. Quizá sientes pereza. Quizá incluso piensas que todo eso no está a tu alcance.

¡Pero eso no es cierto!

No hace falta ser ningún experto SEO para hacer las cosas bien. En este post encontrarás una serie de malas prácticas que suelen cometer quienes no tienen conocimientos sobre SEO y que son muy fáciles de resolver. Las pautas que aquí recogemos las puedes empezar a aplicar desde hoy mismo, y pronto notarás una mejoría considerable en el tráfico de tu blog procedente de buscadores.

1) Imágenes demasiado grandes

Las imágenes grandes y de mucha calidad generan ficheros muy pesados, y tardan más en cargarse. El tiempo de carga de una página web es un factor de gran relevancia dentro del posicionamiento en buscadores. Es aconsejable utilizar material multimedia para enriquecer los post, pero con moderación y siempre optimizando al máximo el peso de los ficheros.

  • Resolución siempre de 72ppp. Las resoluciones superiores están pensadas para impresión, y en pantalla ese incremento de calidad no es apreciable para el ojo humano.
  • Tamaño menor de 1280px. Si subimos una imagen de 2000px de ancho y luego la escalamos al 40% para que quepa en el post, estamos cargando un fichero enorme para nada. Lo aconsejable es recortarla y luego insertarla al tamaño completo.
  • Los formatos GIF y JPG son más ligeros que PNG.

Algunas herramientas online para comprimir las imágenes son Compressor.io y el Image Optimizer de DynamicDrive. Si usas WordPress, te resultará mucho más cómodo instalar un plugin para reducir el peso de las imágenes, como EWWW Image Optimizer que las comprime según las subes.

2) No poner atributo “alt” y “title”

El atributo “alt” se aplica a las imágenes, y sirve para indicar de forma textual qué representa la imagen. La principal ventaja de esto es que mejora la accesibilidad de nuestro contenido, ya que las personas invidentes que estén utilizando navegadores de texto escucharán la descripción. Y también los motores de búsqueda, que de otro modo se encontrarían solamente un fichero que no les aporta nada semánticamente. Si nuestro artículo trata sobre cámaras fotográficas, por ejemplo, e indicamos en el atributo alt qué modelo de cámara se muestra en la imagen, lo estaremos enriqueciendo con información extra.

El atributo “title” es algo similar. En este atributo escribiremos un breve título que designe la página que estamos enlazando, proporcionándole así información extra a los motores de búsqueda. Además, el title tiene un elemento interactivo: si tus lectores dejan el cursor encima de la imagen, les aparecerá un cartelito con el title. Hay blogs como el webcómic XKCD donde han hecho todo un arte de esto, incluyendo en el title un metamensaje que complementa la viñeta.

3) No indicar las dimensiones de las imágenes

Aunque no es imprescindible desde el punto de vista técnico, es recomendable indicar las dimensiones de las imágenes porque mejora el tiempo de carga de la página. Eso sí, hay que dimensionar siempre mediante CSS (con clases donde especificamos el ancho y el alto) y no directamente en el HTML.

4) No renombrar los ficheros

No debemos utilizar nombres genéricos como DSC001350.jpg ya que de esta forma no aportamos ninguna información sobre el contenido de la imagen. En su lugar, utilizaremos palabras clave que sean relevantes para la imagen, como por ejemplo nikon-coolpix-p600.jpg. Para separar las palabras, usa guiones medios (-) mejor que guiones bajos (_).

4) No indicar etiquetas meta para el post

Las metaetiquetas son pequeños fragmento de código que se encuentran ubicados en la cabecera del HTML y que sirven para indicar a los buscadores información sobre el contenido de la página. Las principales son ‘meta title’ (título), ‘meta description’ (descripción) y ‘meta keywords’ (palabras clave). Los términos que introduzcamos en las dos primeras etiquetas meta son decisivos para el posicionamiento de la página, por lo que es aconsejable pensar muy bien por qué palabras queremos que nos encuentren los lectores e incluirlas en estas etiquetas.

Algunos CMS traen integrado en el formulario de edición del post los campos para estas metaetiquetas. En otros, como en WordPress, es necesario instalar un plugin como All In One SEO Pack.

El ‘title’ no debe exceder los 60 caracteres (incluyendo espacios), y la descripción debe estar por debajo de los 160 caracteres (también incluyendo espacios). Es importante, además, que el ‘meta title’ coincida con el título que hemos indicado para el post para que los buscadores no piensen que estamos haciendo trampas.

5) No enlazar otras páginas del blog

Siempre que puedas, establece hipervínculos que conecten tu contenido. De esta forma incrementas las posibilidades de que los usuarios sigan navegando en tu blog, y también estás haciendo que tus contenidos ganen robustez de cara a los buscadores, ya que el número de enlaces que apuntan a un contenido es el factor más importante para determinar la calidad del mismo.

6) No firmar tu contenido con Google Authorship

Google Authorship es una iniciativa que ha puesto en marcha el gran buscador para que los autores verifiquen los contenidos que publican. Se cree que cuando haya un número suficiente de contenido web verificado, Google tendrá en cuenta el autor como factor de posicionamiento. ¿Cómo? Pongamos que Google encuentra dos post de calidad sobre cámaras fotográficas, de los cuales uno no tiene Authorship y el otro está firmado por Fulano Pérez, quien tiene más de 100 páginas de contenido verificado que tratan sobre fotografía. ¿Cuál creéis que priorizará en las búsquedas?

Si no sabes cómo hacerlo, en este post te explicamos paso a paso cómo añadir Google Authorship.

7) No añadir el atributo rel=”nofollow” a los enlaces

Debes añadir este atributo a todos los enlaces externos, y también a todos los internos que conduzcan a páginas dentro de tu web que son irrelevantes desde el punto de vista del contenido y las búsquedas, como por ejemplo la Política de Privacidad. De esta forma le estamos indicando a Google que no siga el enlace y no le pase nuestro link juice.

Cómo funciona el link juice y su impacto en el PageRank es un tema muy interesante y complejo que dejaremos para más adelante 🙂

Foto | Obra derivada de una imagen (CC) de Libertinus

Sobre Laura Blanco 57 Artículos
Laura creó su primer blog, "De Madrid al cielo..." en 2005. Desde entonces, no ha parado de escribir: blogs, notas de prensa, textos para páginas web, guiones para vídeos, copy para mailings... Actualmente trabaja como consultora de contenidos en Tíndalos Diseño Intuitivo, empresa de la que es cofundadora. Puedes encontrarla en Twitter como @Intuitiva_

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*