Entre fogones… Entrevista a los creadores de Webos fritos

Detrás de los fogones, Susana Pérez, Su. Al otro lado del objetivo, su marido, Jesús Cerezo, MC. Y con la colaboración especial de… ¡la madre de Su!

Si existe un equivalente culinario a la natación sincronizada, este sería Webos fritos, un blog de cocina de éxito hecho en familia con una coordinación y energía tales que pocos amantes del buen comer pueden resistirse a sus recetas. Hace más de 6 años que Su y MC pusieron en marcha este proyecto con la idea de crear un recetario tradicional para sus hijas. Pero, “lo que empezó siendo casi un juego a los pocos meses vimos que era un proyecto apasionante”, cuenta Su.

Su dedicación fue premiada con el Bitácoras 2010 al mejor blog gastronómico, y desde entonces sus fogones no han parado. Han publicado varios libros, sacan nuevas recetas con frecuencia y proponen menús todas las semanas para sus lectores de la web, los más de 20.000 seguidores en Twitter y 50.000 fans de Facebook.

Su

Si miras atrás, ¿qué ha cambiado en vuestro blog y cómo te ha cambiado el proyecto?

Seguimos con la misma pasión y ganas que el primer día. Cada post supone para nosotros un nuevo reto que nos mantiene ilusionados y activos.

¿Era la primera vez que creabas un blog?

Sí, por aquel entonces los blogs de cocina empezaban a despuntar.

¿Cuántas horas le dedicas a Webos fritos a la semana más o menos?

El fin de semana completo, y cuando digo completo es completo. Todas las horas son pocas. Durante la semana, el tiempo que podemos.

Blog, redes sociales, fotos, vídeos… ¿Cómo podéis con todo? ¿Tenéis colaboradores? ¿Cómo os organizáis para compatibilizar el blog con la vida familiar?

No tenemos colaboradores. Somos un equipo de tres personas: mi madre, que me ayuda en los fogones; mi marido, que se ocupa de tema informático, fotos y estilismo, y yo, que me ocupo de cocinar, organizar contenidos, escribir y también del estilismo.

¿Qué te resulta más difícil a la hora de mantener un blog?

Es un trabajo constante y compatibilizarlo con el resto de cosas, cuesta, pero no nos importa: nos gusta.

¿Cuál ha sido la receta de más éxito de todos los tiempos en el blog?

Sin dudarlo, el Roscón de Reyes.

¿Cómo haces para evitar repetirte en tus recetas?

Siempre tengo un montón de recetas con ganas de hacer; tenemos suerte de tener una cocina tan rica y variada.

¿Y no has sufrido algún bloqueo de no saber qué cocinar?

No, como te he comentado, tengo mil ideas, que espero ponerlas en marcha en cuanto puedo. A la vez me preparo haciendo cursos y estoy en proceso de reciclaje constante.

¿Cómo os cambió la vida de blogueros el premio Bitácoras de 2010?

Se fijó en nosotros una editorial, y con ellos publicamos nuestro primer libro.

¿Se nota la competencia de los miles de blogs de cocina que según las encuestas hay en Internet?

Yo creo que es bueno que haya mucho blog de cocina. Hay lectores para todos, cada uno tenemos un estilo y es el lector el que decide lo que lee y los contenidos que más le gustan.

¿Qué le dirías a un blogger que tiene ganas de mostrarle al mundo lo que cocina?

Que compartir recetas o experiencias es fantástico, pero se necesita una buena dosis de disciplina, para no dejarlo a la primera de cambio. Es importante disfrutar con lo que haces, el resto viene solo.

¿Pones énfasis en la innovación en tu blog?

Sí, hace un par de meses dimos un cambio brutal. Originalmente la web tenía un fondo casi negro y teníamos quejas de algunos lectores que tenían dificultad para leer los contenidos. Decidimos apostar por el blanco, por reordenar todos los contenidos, y por hacerla más ágil y rápida.

Sé que esta pregunta te puede enfadar… ¿Te ves incorporando una impresora 3d de esas para imprimir comida a tu cocina para Webos fritos?

¡Noooo! En casa la cocina es muy tradicional. No obstante me encanta leer todas estas innovaciones y curiosidades.

MC

¿Cuál es el secreto de una buena foto gastronómica?

Hacerla en el primer minuto de “vida” del plato.

¿Qué blogs, webs o fotos inspiran tu trabajo?

Muchos, y me da miedo decir unos porque no te puedo decir todos. En España hay muy buena fotografía culinaria, tanto profesional como de aficionados, y en este sentido en los últimos años se ha producido un cambio significativo, presente también en la oferta y demanda de cursos de fotografía gastronómica. En Estados Unidos nos llevan bastante delantera en este terreno, pero siempre hay que echar un vistazo a lo que se hace en países como Francia o Italia, y a otros países gastronómicamente más nuevos como pueda ser Perú, o desconocidos como Australia. En general donde hay una gastronomía pujante hay mejor fotografía culinaria.

¿Alguna fotografía para Webos Fritos con la que te has peleado más de la cuenta?

Esta me la sé: unos mejillones en salsa para los que tuve que realizar numerosas intentonas y que llegué a dejar por imposibles. Años después logré superar el trauma y realizar la foto a la primera. Fue una sensación indescriptible, y realmente lo pienso y no sé por qué me costó tanto, pero era
un plato que tenía atragantado.

¿Y cuál es la foto de la que te sientes más orgulloso?

No te sabría decir una. Hay muchas que por uno u otro motivo me llenan de satisfacción, por ejemplo, la de los mejillones, por el reto que suponían. O la primera vez que logré captar el vapor de un plato de una manera sugerente. En general, de aquellas en las que he intentado aplicar una técnica particular y he logrado un resultado plenamente satisfactorio.

¿Innovas en tus fotografías sobre cocina? ¿Pones en práctica nuevos trucos?

Siempre intento dar un paso más y ensayar nuevas técnicas y esquemas, pero dentro de un estilo webos. Para ello me formo, leo y veo la obra de los grandes fotógrafos cuando puedo.

Además de provocar que miles de fans se mueran de hambre al ver tus fotos, cuéntanos a qué te dedicas profesionalmente…

Jajaja. Soy arquitecto. Como ves, una profesión que nada tiene que ver con la gastronomía ni con la fotografía.

¿Cómo te ha enriquecido este proyecto a lo largo de estos años?

Me he encontrado con la oportunidad de mi vida. Desde siempre he sido muy aficionado a la fotografía, y con webos fritos he podido dedicar mucho más tiempo a esta afición sin tener la sensación de estar “robando” tiempo a la familia, que siempre es lo primero.

Haz un poco de adivino… ¿Dónde estará Webos Fritos dentro de 5 años?

¡Cinco años! En Internet cinco años es una eternidad… Voy a ir a lo seguro: ¡con muchas más recetas!

Además de un proyecto de gran satisfacción personal, ¿se puede vivir de un blog de cocina?

No te sé dar una respuesta. Cuanto más crece el blog más tiempo y más recursos has de dedicarle, y en buena lógica el retorno de la inversión debe crecer. Nuestro problema es el tiempo.

Tenéis un canal en Youtube con más de 6.000 suscriptores. ¿Quién hace los vídeos? ¿No habéis pensado en darle un formato de programa de cocina presentando las recetas?

Los hago yo, exactamente con los mismos medios con los que hacemos las fotografías, pero el tiempo que requiere es muchísimo mayor: en el tiempo que se le dedica al vídeo para una receta se pueden hacer tranquilamente las fotografías para… ¡diez! Respecto a tu otra pregunta, no tenemos infraestructura para abordar un proyecto así: zapatero a tus zapatos.

Por cierto, lo de Webos Fritos, ¿de dónde viene? ¿A quién se le ocurrió y qué queréis transmitir con el nombre?

Una tarde que Su salió de compras con su madre y con nuestras hijas decidí dedicar un par de horas a ver cómo podría montar un blog con alguna receta suya que ya tenía fotografiada —por llamarlo de alguna manera— y buscando un nombre pensé en los huevos fritos, como plato representativo de la cocina española, tradicional, básico, que a todo el mundo gusta y muy socorrido. Recuperé una vieja idea de finales de los noventa en la que ya pensé en el juego de palabras de huevo y web, y voilá. Cuando Su llegó a casa y se lo enseñé se quedó…

¿Cómo crees que será la fotografía de comida en el futuro?

Ni idea. Es cierto que la fotografía de comida evoluciona —no tienes más que ver libros y publicaciones de hace veinte o treinta años y ves que hay una moda—, pero creo que la esencia es inalterable: tiene que incitar a querer hacer la receta y degustarla.

 

Si te gusta la cocina sana y de toda la vida, puedes seguir a Webos fritos en su cuenta de Twitter.

Sobre Jorge Planelló 79 Artículos
Jorge se las ha visto con todo tipo de contenidos y en muchos frentes, como periodista, productor audiovisual, editor de ebooks y copywriter. Es licenciado en Ciencias de la Información, Estudios de Asia Oriental y, como no era suficiente, posee un Máster de producción audiovisual. Lleva varios países en su mochila y habla tres idiomas (entre ellos chino).

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Y tú, ¿qué tipo de blogger eres? | Superblogger

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*