Deshazte de los malos enlaces a tu página web

Hace tiempo que Google se viene mostrando firme con las webs con muchos enlaces irrelevantes o de mala calidad. Y todo apunta a que lo será aún más.

Desde la actualización del algoritmo Panda en 2010, pasando por las sucesivas modificaciones de Penguin, ahora ya no basta con familiarizarse con el buen SEO, sino también con el mal SEO. Una práctica tan habitual en el pasado como crear enlaces en masa desde otras webs a tu página, aunque no estuviesen relacionados, ya no es solo una acción inocua, sino que se puede volver en tu contra en el posicionamiento en el buscadores. No sirve con comenzar a hacer buen SEO. Hay que eliminar las malas raíces.

A la caza de los malos links

Deshacerte de los backlinks artificiales puede ser una tarea muy ardua, especialmente porque a menudo la persona que la tiene que hacer no es la responsable de que existan todos esos links. Por eso queremos darte una serie de consejos y recomendarte herramientas que la harán más llevadera.

Si Google ha ‘cazado’ enlaces que comprometen a tu web, te enviará un email informándote de la sanción, que a veces podrá aplicarse exclusivamente sobre los enlaces, y no sobre la página entera. A partir de este momento, deberás comenzar un proceso de identificación y eliminación de enlaces perfectamente documentado, con el objetivo de que Google retire dicha penalización.

  1. Análisis de enlaces: Utiliza una herramienta de búsqueda de enlaces (link checker) para identificar los dominios que enlazan a tu web. Por ejemplo,  Open Site Explorer, Majestic o Ahrefs (ver más abajo). De esta forma podrás decidir qué enlaces han de ser eliminados por orden de prioridad. Hay que hacer un trabajo exhaustivo para evitar dejarse enlaces importantes. Busca primeros los enlaces pagados, y a continuación sigue con los directorios de enlaces, enlaces irrelevantes, comentarios de spam, directorios de artículos o de intercambio de enlaces, etc. Al terminar esta tarea seguramente acabes con una lista larguísima de enlaces, de los cuales será difícil discernir cuáles son buenos y malos. Hay herramientas que te pueden ayudar a discernir cuáles son los enlaces malos con facilidad, como Link Detox. Esta aplicación es de pago, pero permite un análisis gratuito.
  2. Solicita que se eliminen los enlaces: No parece una tarea muy apetecible, pero es importante que lo hagas así. Google recomienda eliminar los enlaces directamente, y solo utilizar herramientas específicas en los casos en que esto sea difícil. Así que lo mejor será hacerlo a su manera… El buscador es directo con esto. No valen las medias tintas o hacer solamente un poco de esfuerzo. La parte no tan agradable es que algunos propietarios de páginas web se sientan ofendidos si les dices que Google considera los enlaces en su sitio como artificiales o posible spam. Por eso es importante ser educado, dejar claro que no se pone en cuestión la integridad del sitio en ningún momento y hacerle ver lo importante que es para tu negocio. Escribir a decenas o cientos de webmasters no es un trabajo fácil, así que hay herramientas que te ayudarán a localizar y gestionar más fácilmente los contactos, como Rmoov.
  3. Utiliza herramientas para eliminar enlaces: Por muchos esfuerzos que realices y miles de webs que contactes, no podrás deshacerte de todos los enlaces porque habrá páginas abandonadas y webmasters que se nieguen a ayudarte. Aquí es donde se justifica el uso de herramientas. Deshazte de los enlaces e incluye anotaciones si es necesario. Es posible que tengas que repetir esta operación varias veces. Google te ofrece una solución para desautorizar enlaces de poca calidad que apuntan a tu web, aunque solo cuando se hayan agotado otras posibilidades y exista una cantidad razonable de enlaces con contenido fraudulento, artificial o de baja calidad. Básicamente, esta herramienta le indica a Google qué enlaces debe ignorar a la hora de evaluar tu web.
  4. Sigue trabajando en enlaces de calidad: Mientras nos dedicamos a esta ardua tarea es fácil olvidarse de las ventajas de compaginarlo con una estrategia de creación de enlaces relevantes para tu página web. De esta forma, tendremos más posibilidades de que Google nos saque más pronto que tarde de su lista negra. Es una manera de indicarle a Google que nuestra estrategia ha cambiado y, además, nos permitirá recuperarnos antes del impacto de eliminar tantos y tantos enlaces repentinamente.
  5. Documenta todos tus pasos: Lo más importante es tomar notas sobre lo que vas haciendo así como guardar los correos que envíes a otros webmasters para que eliminen los enlaces. Google tiene que ver que has realizado un notable esfuerzo para cambiar de dirección, a pesar de que haya sido en vano en numerosas ocasiones. La regla de oro es que el esfuerzo dedicado a eliminar los malos enlaces debería ser igual o más del que te costó crearlos.

Las mejores herramientas para eliminar enlaces

Puede que Google se haya puesto en contacto contigo a causa de enlaces artificiales e irrelevantes hacia tu web, pero incluso si no lo ha hecho, te recomendamos que evites futuros dolores de cabeza a tiempo. Aquí te recomendamos una serie de herramientas de gran reputación que te serán de gran ayuda.

Para realizar un análisis de enlaces a tu web, estas son las más conocidas:

Para deshacerte de los enlaces más difíciles, prueba estas:

Sobre Jorge Planelló 79 Artículos
Jorge se las ha visto con todo tipo de contenidos y en muchos frentes, como periodista, productor audiovisual, editor de ebooks y copywriter. Es licenciado en Ciencias de la Información, Estudios de Asia Oriental y, como no era suficiente, posee un Máster de producción audiovisual. Lleva varios países en su mochila y habla tres idiomas (entre ellos chino).

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*