11 formas de atrapar al lector al inicio de un post

Atrapar al lector en el arranque es fundamental

Los titulares son cruciales. Los titulares son el destello que hace brillar el diamante en la roca, atrayendo su atención hacia nuestro contenido. Las palabras más importantes del artículo. Pero los arranques también son importantísimos. Y es que la gasolina del titular solamente da para que lean el arranque.

Si clavas el titular pero desatiendes la primera línea, estás pinchando tu propio globo. Y cuanto más atractivo, irresistible y rompedor sea el titular, mejor debe ser el comienzo, porque si no deslucirá en comparación. ¿Quieres saber cómo hacer aperturas efectivas? Sigue leyendo.

Y es que esa es la premisa básica del arranque: hacer que sigan leyendo. Que sigan excavando hasta sacar el diamante.

1) Identifica una necesidad

Crear un artículo interesante implica ponerse en la piel de tus lectores, comprender sus necesidades y ofrecerles respuestas a sus problemas.

Si lo has hecho bien, el titular ya debería exponer el beneficio que les aportará leer el artículo. En esta técnica de apertura, describimos esa necesidad aportando detalles sobre cómo es, la importancia que tiene resolverla y decimos abiertamente que vamos a ayudarles a cubrir esa necesidad.

2) Haz una pregunta retórica

Este método consiste en hacer una pregunta en relación al contenido que solo pueda tener una respuesta posible: Sí. Ejemplos de arranques de este tipo son: “¿Quieres saber cómo…?”, “¿Quieres descubrir…”

Este tipo de preguntas tienen dos funciones:

  1. reforzamos la temática del post. Todo se lee muy rápido y en un contexto de constantes interrupciones para el lector. No está de más un poco de repetición.
  2. reforzamos el compromiso del lector. Es como cuando te invitan a una fiesta y dices que sí. Luego nos resulta mucho más difícil no ir, ¿verdad?

3) Haz una pregunta intrigante

La intriga es otro anzuelo que a todos nos gusta morder. Si en la técnica anterior hacíamos una pregunta cuya respuesta era evidente, en esta trabajamos todo lo contrario: lanzamos una pregunta que deja al lector preguntándose cuál será la respuesta y deseando que se la digan.

Ejemplos de este tipo de preguntas son: “¿Qué tienen en común Arguiñano y Amancio Ortega?”, “¿Es el nuevo iPhone el mejor teléfono inventado jamás?”.

4) Di algo inesperado

Imagina por ejemplo una empresa de diseño web proclamando que quiere que sus clientes no la necesiten, para luego desgranar que le gusta perfeccionar tanto el trabajo que no haya errores que notificar. Lo diferente, la sorpresa y la provocación es lo que funciona en este método.

También es interesante romper con aquello a lo que tienes acostumbrado a tus lectores. Por ejemplo, si nunca hablas de tu vida personal, lanzar una confesión.

5) Cuenta una historia o comparte una analogía

Las historias llevan encandilándonos desde la noche de los tiempos. Pueden ser historias largas o cortas, historias personales o de alguien que conoces, pueden ser reales o inventadas. En línea con lo que comentábamos en el punto anterior, si en tu blog tienes un tono serio e informativo, abrir con una historia además sorprenderá a tu audiencia. Dobles puntos 🙂 Es una técnica maravillosa y fascinante, y puedes saber más sobre ella en estos artículos sobre storytelling.

Por otro lado están las analogías. El mecanismo básico de la analogía es ayudar a ilustrar un argumento, como hemos hecho en este artículo con el diamante en bruto que los lectores tienen que excavar a medida que leen.

6) Haz una promesa o una afirmación

A veces una afirmación tajante es una buena forma de hacer que la gente siga leyendo. Por ejemplo, puedes exponer con rotundidad algún éxito propio que esté conectado con el tema del artículo.

Otras veces, se trata simplemente de reforzar el beneficio insinuado en el titular con una promesa: “En este artículo te enseñaremos a…”, “En este post te voy a contar…”. Personalmente encuentro este último método muy manido, ya que es el típico arranque en los listartículos (artículos de listas) y a menudo se abusa de él como pretexto para repetir las ‘keywords’ de cara a los buscadores.

Y por supuesto, más vale que mantengas tu promesa.

7) Haz una afirmación polémica

Los lectores se tiran de cabeza a la piscina con esta clase de provocaciones. Si tu blog trata sobre tecnología, cine, televisión o libros seguro que ya sabes a lo que me refiero: esa clase de afirmaciones que automáticamente dividen a la gente en ‘haters’ y ‘fanboys’. Y si por casualidad hay algún lector que no está posicionado, es muy probable que también entre solo para ver cómo se hacen sangre unos a otros en los comentarios.

8) Pinta un escenario

Esta técnica requiere bastante habilidad, pero si te gusta escribir ficción, te sentirás como pez en el agua con ella. Se trata de describir minuciosamente un escenario, haciendo que el lector se lo imagine: colores, olores, sabores, sonidos… transportarlo a ese momento que has descrito para arrancar la acción desde ahí.

Se puede usar en dos sentidos: positivo (un escenario de éxito tras resolver un problema) o negativo (escenario de fracaso, detallando las consecuencias). Esto está directamente relacionado con el beneficio del artículo, poniendo a trabajar para nosotros la imaginación del lector para conectar con sus sentimientos y sus miedos.

Es un arranque muy poderoso que se emplea no solo en artículos sino también en ponencias porque atrapa muy bien a la audiencia y les motiva para tomar acción respecto a lo que les vas a contar.

9) Usa las estadísticas

A esta técnica la llamo “el KO por datos”. Comienzas con un dato impactante, y luego desgranas dos o tres más relacionados con éste hasta lograr el noqueo total, asegurándote de que el lector comparte tu punto de vista sobre la cuestión que vas a tratar.

Es un método muy interesante que aporta autoridad al artículo (las opiniones fundamentadas en datos son percibidas mejor) y que conecta muy bien con lectores que devoran datos. A lo mejor en un blog literario no funciona muy bien, pero en un blog económico, social o de tecnología funcionará muy bien.

10) Comienza con una cita

Este arranque proviene del mundo offline, podemos verlo mucho en prensa. Consiste en tomar frases de otras personas para establecer el enfoque del artículo e ir hilvanando a partir de ahí. Por supuesto la calidad y oportunidad de la cita con respecto al tema tratado es decisiva.

11) Usa una imagen

No tienes por qué empezar con texto, puedes poner una imagen. Aunque es importante entender la diferencia entre imágenes que ilustran e imágenes de arranque. Imágenes que ilustran son las típicas que ponemos para acompañar nuestros artículos, apoyando visualmente el mensaje general o incluso el título en particular. Te recomiendo que eches un vistazo a estos consejos de fotografía para bloggers que nos dejó Gloria.

Las imágenes de arranque tienen que ser muy atractivas y han de motivarte lo suficiente para construir tu discurso a partir de ellas. Es decir, tienes que hacer referencia directa a ellas. Si no te sale, siempre puedes echar un vistazo a blogs basados enteramente en comentar imágenes, como por ejemplo Photoshop Disasters.

 

Estas técnicas las hemos extraído de un interesante artículo de Darren Rowse en su blog, pero ¿qué otras técnicas empleas para empezar tus artículos? ¡Cuéntanos!

Imagen | Obra derivada de una fotografía de AntanO en Commons.

Sobre Laura Blanco 58 Artículos
Laura creó su primer blog, "De Madrid al cielo..." en 2005. Desde entonces, no ha parado de escribir: blogs, notas de prensa, textos para páginas web, guiones para vídeos, copy para mailings... Actualmente trabaja como consultora de contenidos en Tíndalos Diseño Intuitivo, empresa de la que es cofundadora. Puedes encontrarla en Twitter como @Intuitiva_

  1. Acabo de leer el post. Genial y sobretodo muy útil.
    Justamente estoy preparando un artículo bastante destroyer para lo que es el mundo
    del scrapbooking y sin darme cuenta he sido muchos de los puntos que planteas en el post.
    El resultado lo veré cuando lo publique.
    Gracias por compartir esta información.
    Saludos!

  2. muy buen artículo, felicidades! Sin duda alguna es muy importante el arranque en un artículo, es de las partes mas importantes. Yo personalmente suelo empezar con una imagen y pregunta retórica y me gusta así.
    Un saludo Laura!

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*