Por qué poner anuncios en tu blog puede no ser buena idea

La idea de crear un blog y vivir de la publicidad es tentadora. Lamentablemente las cosas no son tan fáciles cuando uno decide ponerse manos a la obra insertando los primeros anuncios. El dinero no fluye como habíamos pensado y tal vez hasta nos replanteemos si el blogging no es lo nuestro.

La publicidad es una de las vías más habituales o al menos la que más rápido nos viene a la cabeza cuando pensamos en estrategias de monetización. También se caracteriza por no ser la más adecuada en la mayoría de los casos. No es el que el blogging no sea lo tuyo, sino más bien que has presionado la tecla incorrecta.

Aquí te contamos algunos elementos que conviene tener en cuenta antes de lanzarnos:

  1. Son una forma muy lenta de monetización: Si tienes un blog con algunos cientos de usuarios diarios y crees que ya es hora de dar el salto, haz cálculos. Suponiendo que tu blog tiene 1.000 visitas diarias, un ratio por clic medio del 0,1% y cada clic te proporciona 0,1 euros, ganarías exactamente esto: 0,1 euros al día=3 euros al mes=36 euros al año por todo el esfuerzo que te supone mantener un tráfico de 30.000 lectores mensuales.
  2. Compiten por la atención de tus lectores: Pensar en el dinero tal vez no sea lo más adecuado. Al insertar anuncios estás introduciendo elementos que competirán por la atención de tus lectores. Cada vez que escribes un post o produces un vídeo inviertes tiempo para que el nivel de calidad sea elevado y tus seguidores te cedan unos minutos de su día o decidan volver en otro momento. La cuestión es que los anuncios con los que esperas ganar dinero harán exactamente lo mismo. De hecho, eso es lo que quieres, que los visitantes los miren y hagan clic en ellos después. Por eso debes preguntarte primero si los anuncios pueden dilapidar los esfuerzos invertidos en producir buenos contenidos, robando atención y, a la larga, tráfico, que es precisamente lo que necesitas para ganar dinero con ellos.
  3. Dañan la conversión de tu blog: Cada elemento en el blog que invita a tus lectores a realizar una acción forma parte de tu estrategia para guiarles por el universo de tus contenidos. Tal vez quieras que lean un post, y luego otro, y luego otro… O simplemente que se suscriban a tu newsletter. Para cada una de estas opciones tienes su correspondiente ‘call-to-action’. El problema es que los anuncios, a la vez que competidores por la atención, también compiten por el clic. Si suben los clics en tus anuncios, bajarán los clics en el resto de tu página, lo que afectará a la tasa de retención de tus visitantes.
  4. Pueden interferir con los objetivos de tu blog: Como blogger uno de tus principales objetivos es que los visitantes se queden para leer contenidos interesantes. El matrimonio puede romperse si los anuncios se convierten en elementos molestos que realmente no están buscando, por lo que tus lectores querrán irse y no volver.
  5. Te roban tiempo de crear contenidos: Poner anuncios no es solo activarlos y esperar a escuchar el tintineo de las máquinas tragaperras. Para que realmente ganes algo de dinero es necesario dedicar tiempo a gestionar los programas, analizar los resultados, optimizar y analizar de nuevo… Esto significa tiempo. Tiempo que te quitas de crear contenidos, de innovar con contenidos diferentes, de organizar reuniones con tus lectores y de pensar en otras formas de monetización.
  6. Pueden poner en riesgo tu reputación: Al insertar publicidad verás que salen muchos anuncios de productos y servicios diferentes que tal vez no te gusten demasiado. Sin embargo, solo por estar en tu web corres el riesgo de que tu imagen (y de la de tu blog) quede alineada con dichos productos o servicios al parecer que los estás recomendando. Tal vez no pase nada, pero es un factor que has de tener en cuenta antes de decidir.
  7. Pueden ralentizar tu web: Uno de los factores que más contribuye a que los visitantes abandonen una web antes incluso de que esta se muestre antes sus ojos es precisamente la velocidad de carga. Hay varias causas por las que tu blog puede tardar en cargar, entre ellos la programación de los estilos, las imágenes, el almacenamiento de caché… y también los anuncios.
  8. Los lectores pueden sentirse mercancía barata: Por un lado tratas de decirle a tus lectores que son importantes, por otro, quieres vender su atención por céntimos a Google o a otras plataformas de afiliación. ¿Cómo crees que les hará sentir? Si eres un blogger que has hecho de la calidad tu principal elemento diferenciador, ten cuidado porque la publicidad puede acabar con él de un plumazo.

Con esto no queremos decir que insertar anuncios en tu blog sea una mala idea. Si no, no los veríamos en muchas webs y blogs de noticias. Incluso aquí en Superblogger los hemos probado con diferentes resultados. Simplemente defendemos que no siempre es una buena idea, especialmente cuando nuestro blog no tiene un tráfico muy significativo porque tenemos más que perder que ganar. La buena noticia es que hay muchas otras formas de monetización que pueden resultarte más efectivas que los anuncios, como por ejemplo:

  • Ofrece un servicio que movilice a tus lectores (servicios de coaching, de consultoría…).
  • Crea productos que tu audiencia esté deseando (ebooks, cursos, contenidos exclusivos…).
  • Si no tienes tiempo de crear un producto tuyo, promociona alguno con el que de verdad te sientas identificado, y díselo a tus lectores.
  • Céntrate en tus habilidades. Tal vez eres diseñador, escritor o cocinas que da gusto. ¿por qué no utilizar tu blog como plataforma para dar a conocer tu experiencia y esas habilidades que te hacen único?

Y tú, ¿cómo monetizas tu blog?

Sobre Jorge Planelló 79 Artículos
Jorge se las ha visto con todo tipo de contenidos y en muchos frentes, como periodista, productor audiovisual, editor de ebooks y copywriter. Es licenciado en Ciencias de la Información, Estudios de Asia Oriental y, como no era suficiente, posee un Máster de producción audiovisual. Lleva varios países en su mochila y habla tres idiomas (entre ellos chino).

  1. No sé por qué me apunté a este blog, por algo que me salió un día, ya ni lo recuerdo, y luego he leído algunos de tus posts y, dejando aparte el hecho de que no sé una palabra de informática (y por lo tanto no me debería interesar demasiado), lo que más me ha llamado la atención es que la escritura es muy limpia, sin faltas (por supuesto), y la sintaxis como Dios manda, etc. ¡Jo!, me imagino que conoces lo que hay por ahí… Bueno, pues muy bien, muy bien.
    Un abrazo.

  2. Precisamente llevaba un tiempo planteándome quitar los anuncios de mi blog (tengo menos de 100 visitas al día). Vi el nombre de este artículo y me lo guardé en Pocket para leerlo más adelante. Hace ya más de dos semanas que los quité, y ha sido al leer hoy vuestro artículo por fin que mis sospechas de que había sido una buena idea han sido confirmadas 🙂 Ahora solo tengo publicidad de mis productos o artículos. Gracias por el post!

1 Trackback / Pingback

  1. Bitacoras.com

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*