7 cosas que creías saber sobre SEO y que ya no son ciertas

Es posible que algunas de las cosas que aprendiste hace unos años sobre qué es bueno para el SEO y qué no hayan perdido validez. O que te hayas estado informando en una fuente que ya tiene un tiempo.

Quizá incluso es posible que, paradójicamente, esas “verdades” que una vez fueron ciertas pero que ya no lo son estén perjudicando tu posicionamiento en buscadores. O te estén haciendo perder el tiempo porque te centras en cosas que han perdido toda importancia.

1) Densidad de palabras clave

En los albores del SEO, la densidad de palabras clave era uno de los factores de mayor peso. Por ello, en cualquier herramienta de optimización y validadores SEO online de hace 5-10 años se incluían algoritmos para calcular concienzudamente el ratio resultante de dividir el nº de veces que aparecía la keyword en relación al contenido. Se establecieron rangos óptimos de densidad, como un 5% o un 13%, que fueron variando con el tiempo.

Sin embargo, Google y otros buscadores han ido perfeccionando sus algoritmos para intentar primar mayor calidad en el contenido. Ahora mismo los factores que contemplan en relación a la densidad de palabras clave son, principalmente:

  • Naturalidad: no sobrecargar una página con un mismo término. Se penalizan los sitios web que cometen keyword stuffing.
  • Variedad semántica: debemos emplear sinónimos y expresiones diferentes para referirnos a lo mismo, tal y como se hace en los textos de calidad.
  • Orientación unívoca: Lo más aconsejable es que cada término de búsqueda que te interese optimizar en tu web esté presente de forma mayoritaria en una única URL/página, y no en varias. De otro modo, el robot de búsqueda dividiría la relevancia del pagerank que te asigne entre diversas páginas. En otras palabras, una o varias páginas de tu propio website estarían compitiendo entre ellas y perjudicándose mutuamente.

2) Espacios vs. comas 

Una cuestión que en otro tiempo trajo de cabeza a muchos SEO y bloggers aficionados a la optimización para buscadores era precisamente: ¿cuál es la mejor manera de separar las palabras clave en las etiquetas META, espacios o comas?

La respuesta a esta pregunta es totalmente irrelevante ahora mismo. Para empezar, los potentes motores de búsqueda serían perfectamente capaces de distinguir unas y otras sin problemas. Pero la verdadera razón es que la etiqueta META keywords ya no tiene ningún peso en el posicionamiento.

[Tweet “La etiqueta META keywords ya no tiene ningún peso en el posicionamiento #SEO”]

Hace ya bastante tiempo que tanto Google como otros buscadores han acabado por admitir que se había abusado tantísimo de este elemento de código que terminaron por ignorarlo. En la actualidad solamente lo tienen en cuenta para discriminar errores tipográficos y cosas así. Bueno, y para detectar a los spammers, basándose en la idea de que si en una web han metido más de 8-12 términos en esa etiqueta es que intentan jugársela al motor de búsqueda.

3) Guiones medios o bajos en las URL

En teoría, la diferencia entre una cosa y otra es:

  • Guiones medios: el motor de búsqueda interpretará que son palabras distintas.
  • Guiones bajos: el motor de búsqueda  interpretará que son palabras distintas dentro de una misma cadena de búsqueda (o sea, una keyword única).

La diferencia es muy sutil como para tener un impacto relevante en la optimización de tus contenidos, sobre todo si la comparamos con otros factores.  Y de todos modos los propios responsables de Google aconsejan que, si bien esa es la diferencia, si ya has establecido la arquitectura de URL de tu sitio web de una manera no merece la pena que reescribas todas las URL. Sencillamente no compensa.

4) Posición del menú principal

Una de las verdades SEO mundialmente extendidas es que para posicionar bien, el menú de navegación debe ir en la parte superior ya que de ese modo son los primeros enlaces que encuentra el motor de búsqueda y les da más importancia. Aunque es cierto que los buscadores toman nota de la posición de una palabra clave dentro del conjunto de la página web, dando mayor peso a las que encuentran en la parte superior, en el caso de los menús hacen una excepción.

Por suerte, el HTML ha avanzado bastante y los estándares están cada vez más arraigados en las plantillas de diseño de sitios web, de forma los motores de búsqueda son hoy lo suficientemente potentes como para reconocer un área de menú cuando la escanean, y le dan la importancia que merece. Independientemente de si el menú está en el lateral. Es más, hicieron esto porque para Google lo más importante es la calidad y lo segundo más importante, es la experiencia de uso que proporcionan al usuario que sigue un resultado de búsqueda. Nunca dejarían fuera una web con buen contenido y buena interfaz solo porque el menú no está en la parte superior.

5) El H1 tiene la misma importancia SEO que la etiqueta TITLE

La etiqueta ‘title’ es mucho, mucho más importante que el H1.

Otro aspecto muy comentado sobre esta etiqueta es su extensión en número de caracteres. Si bien muchas herramientas SEO te aconsejan que redactes el título para que ocupe menos de 65 caracteres, no lo hacen porque Google te vaya a penalizar. Lo hacen porque es el tope máximo que van a mostrar en las SERP, y te interesa que los usuarios puedan leer el título completo para incrementar tus posibilidades de que hagan clic. Así que esta advertencia no está relacionada con el posicionamiento, sino con las conversiones y la usabilidad.

6) Es importante que la web pase la validación del W3C

Los estándares del W3C son muy importantes porque ayudan a homogeneizar a nivel técnico toda esta fabulosa maraña que llamamos Internet. Esa estandarización se traduce en que el código de las páginas web está escrito de formas similares, lo que hace que programas de software como los motores de búsqueda tengan más fácil detectar patrones comunes como por ejemplo el código de un menú, como comentábamos antes.

Sin embargo, en términos de SEO, la validación no tiene demasiada influencia en los rankings.

7) Al lanzar una web, hace falta comprar unos pocos links para impulsar el SEO

No. Preocúpate primero de crear buen contenido, y los enlaces vendrán. Puedes hacer un buen SEO con buen contenido y cero de optimización técnica. Lo que es imposible es hacer un buen SEO optimizando técnicamente contenido basura. La compra o el intercambio de enlaces no son malos en sí mismos, pero hay que saber muy bien cómo se hacen y seguir ciertos criterios de calidad y sentido común para que tengan sentido para Google. Si detectan que has intentado tomar un camino rápido, o engañarle, te van a penalizar.

[Tweet “Puedes hacer un buen #SEO con buen contenido y cero de optimización técnica. Al revés no.”]

El SEO es como construir una larga escalera que mide metros y metros hasta tocar el cielo. Cuanto más sólidos sean los escalones, más aguantará la escalera. Si tomas atajos, si empleas materiales endebles para construir tus escalones, antes o después tendrás que volver a empezar.

Imagen | Obra derivada de una fotografía (CC) de Nomadic Lass

Sobre Laura Blanco 57 Artículos
Laura creó su primer blog, "De Madrid al cielo..." en 2005. Desde entonces, no ha parado de escribir: blogs, notas de prensa, textos para páginas web, guiones para vídeos, copy para mailings... Actualmente trabaja como consultora de contenidos en Tíndalos Diseño Intuitivo, empresa de la que es cofundadora. Puedes encontrarla en Twitter como @Intuitiva_

  1. Felicidades, Laura. Siete mitos muy, muy ciertos.

    Si me permites, añadiría al tema de las METAS el valor de la descripción. Parece que se impone el criterio de que ya no cuenta para SEO, pero sí que sigue siendo importante como cebo para conseguir el click. Una descripción que llama a la acción suele tener mejor CTR.

    Sorprendente que aún se siga vendiendo SEO basado en densidad de palabras clave y que la gente siga picando con las altas indiscriminadas en directorios y la compra de enlaces.

    • Muchas gracias, Rubén, me alegro de que te haya parecido que el artículo es acertado.

      Estoy de acuerdo contigo en lo que señalas sobre la importancia de las descripciones. En realidad, todo lo que tenga valor para el usuario (redactar una descripción que de verdad invita a clicar y que de verdad refleja el contenido) acabará teniéndola para Google.

      Ese tipo de servicios SEO creo que siguen vendiéndose porque los clientes se lanzan a por los que les ofrecen resultados medibles desde el principio. Seguiremos tratando de divulgar que el buen SEO se construye paso a paso, con contenido útil y de valor para la clientela, y sobre todo educar al público general en que si te venden algo que surge de la noche a la mañana… mala señal.

  2. Gracias por este post Laura! A los que intentamos hacer buen copy el SEO nos trae de cabeza. El buen contenido es también diseno, y premia a los usuarios y sus comunidades dándoles valor. Copy, diseno y SEO deben ser amigos, pero que trabajo cuesta muchas veces llevarlos de la mano.

    • Estoy muy de acuerdo Bibiana!! En el fondo, de lo que se trata al final es de crear valor para el usuario, ya sea a través el contenido, el diseño o un mejor código que sea más accesible. Eso es en definitiva lo que acaban premiando los buscadores. Saludos!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*